ALEJANDRO PRESENTE

Detalles:
Subtítulo: Memoria desde la arquitectura
Editorial: Dostercios
Año: Julio 2016
Autor: Marcelo Rodríguez + Mª Soledad Rodríguez + Alexander Bustos + Luis Darmendrail + Patricio Zeiss
Tema: Biografía, arquitectura moderna, modernismo
ISBN: 978-956-362-162-4
Formato: 17.00 x 21.50 (ancho x alto)
Páginas: 108 (color)
Peso: 0.75 Kg (embalaje incluido)
Idioma: Castellano
  • Precio: $15.00
  • Cantidad:

Reseña:

COSTO | Indicado en dólares americanos, no incluye envío. El envío se calcula según destino, antes de finalizar la compra.

MICROBIOGRAFÍA | Alejandro, mi padre, nació el 28 de enero de 1927 en Santiago, creció en el barrio Brasil con sus padres, siendo el menor de tres hermanos.

Era un excelente lector, estudiaba en el INBA, período en que se hizo comunista, haciendo un camino diferente a sus hermanos. Estando en el colegio también conoció a mi mamá, Carmen, y pololearon siete años. Se casaron el 50 cuando él estaba por terminar la carrera de arquitectura en la Universidad de Chile, tuvieron cinco hijos.

Como arquitecto hizo docencia y se apasionó por sus obras, nos fuimos a vivir a Concepción, donde proyectó y realizó la “Casa del Arte” de la Universidad de Concepción, y fue uno de los gestores de la carrera de arquitectura de la UTE en esa ciudad. Tuvo una intensa vida política y profesional, fue Presidente del Colegio de Arquitectos de Concepción, y fue electo Regidor.

Le gustaba comer caldillo de congrio, cultivó el gusto por las comidas de sabores intensos, que mi madre cocinaba. Eran un matrimonio cariñoso, los recuerdo haciéndose regalos y dejándose pistas con dibujos para encontrarlas en algún rincón de la casa...

Era un hombre macizo, vigoroso y cálido. Un padre cercano y afectuoso, en Santiago nos llevaba al cine los domingos y en Concepción, salíamos de paseo el fin de semana al Puente Tres, íbamos a Ramuntcho, o Cocholgüe.

Regresó a Santiago al ser invitado por el Presidente Allende a hacerse cargo de CORHABIT. Después del Golpe entregó su cargo y con el tiempo levantó una oficina de arquitectura en Bellavista.

Junto a mi madre construyeron nuestra casa en Isla Negra, que alcanzamos a disfrutar en familia. Una tarde de invierno salió a una reunión desde su oficina, y desde esa fecha dejamos de verlo.

Él era Alejandro Rodríguez Urzúa, detenido y desaparecido el 27 de julio de 1976. Yo soy su hija, María Soledad Rodríguez y lo recuerdo. Recuérdalo tú, recuérdaselo a otros | María Soledad Rodríguez

PRESENTACIÓN | En la vorágine ruidosa del espectáculo, convocar silenciosamente la memoria de un arquitecto desaparecido es un hecho necesario, acaso imprescindible.

Alejandro Rodríguez Urzúa dejó su marca y herencia en la región del Bío-bío de forma clara y definitiva, a través de una multiplicidad de actividades no limitadas al mero acto de proyectar. Su vida estuvo llena de matices que pasaron por la arquitectura, la docencia y la política. Hace 40 años fue secuestrado y hecho desaparecer, entre muchos hombres y mujeres, por la fidelidad a sus convicciones.

A pesar de ello, su testamento permanece vigente. Sus obras construidas, discretas y austeras, nos dan cuenta de un trabajo prolijo y bien planteado, de un diseño que ha trascendido décadas y que sigue despertando admiración. El manejo de los materiales, la funcionalidad, la imagen y la composición son resueltas en un balance y equilibrio expresivo que hace identificar de inmediato una obra suya. Sus obras son la concreción de su pasión por la arquitectura, de su vocación por el servicio público y de sus fuertes ideales sociales.

El proyecto FONDART Alejandro Presente: Memoria desde la arquitectura aspira ser, excepcionalmente, con esta exposición, un merecido reconocimiento póstumo para el arquitecto Alejandro Rodríguez Urzúa, con la convicción que estamos ante una posibilidad histórica de reconocer, prestigiar y consolidar a uno de los mejores arquitectos de la segunda mitad del siglo XX en Chile. Su obra es paradigma de nuestra modernidad local y modelo de estudios para las actuales y futuras generaciones de arquitectos | Dr. Arqto. Pablo Fuentes Hernández, Académico e investigador Universidad del Bío-Bío.

CONTENIDOS | Palabras a Alejandro - Marcelo Rodríguez | Microbigrafía - Mª Soledad Rodríguez | Introducción | El escenario: Concepción en la década de 1950 | La preparación: El arquitecto integral | La acción desde la arquitectura: Consolidando la modernidad | La acción desde el gremio y el partido: El cambio promovido desde las instituciones | Alejandro Presente: Memoria desde la Arquitectura | Palabras al cierre | Bibliografía | Procedencia de imágenes.

Editorial | 2/3